Independiente campeón: ¡Grande Rey!

Quince, sí, quince. Esos fueron los años que Independiente tuvo que esperar para volver a consagrarse campeón en un evento internacional. Y claro, acostumbrados a tanta gloria, los simpatizantes rojos explotaron al conseguir este título.

Fue una final en la que pasó de todo. Comenzó en Brasil, dónde Goiás logró sacar ventaja por dos goles sobre Independiente. Es cierto, fue eficaz y tuvo suerte. El resultado en Goiania fue mentiroso y abultado. Además, previo a la primera final, los simpatizantes del conjunto verde se comportaron muy mal con la gente roja, tanto con hinchas, jugadores y personal. Igualmente, no hay que quejarse. Las finales se ganan dentro y fuera de la cancha, todo suma.

El panorama para el Rey de Copas no era de lo mejor. Si bien la localía pesa, y más en el Libertadores de América, no es fácil remontar un 2-0 en contra.

Independiente comenzó la remontada desde el martes, cuando los hinchas rojos confeccionaron el banderazo en el mismísimo estadio, dónde los jugadores estaban realizando el último entrenamiento de cara a la final. Más de 5000 personas se encontraban unidas alentando al rojo. Luego, en las primeras horas del miércoles, se dirigieron hacie el Hotel Emperador, dónde se encontraba alojado el plantel de Goiás. Allí cantaron y cantaron hasta pasadas las 6 am, con la intención de devolver un poquito de lo que el rival les había entregado en Brasil.

Llegó la hora del partido y el estadio se encontraba repleto. Un recibimiento increíble por parte de la hinchada roja. Todos los corazones puestos en el mismo objetivo: volver a ser campeones.

Inició el cotejo. Independiente salió a buscar el encuentro, pero no le era fácil romper la retrasada y bien organizada defensa del Goiás. Sin jugar bien, empujaba y empujaba con la intención de achicar diferencias.

A los 19 minutos iba a llegar la alegría. Jugada preparada desde un tiro libre frontal y lejano. Cabrera se la pasa a un Nico Martínez que se desprende de la defensa. Este, de primera, envía la bola directo al área dónde encuentra a Matheu que, la mata con el pecho y saca un terrible bombazo. El guardametas realiza una excelente atajada, pero el rebote le queda a Julián Velázquez que se encarga de dar el toque final y marcar el 1-0. Hasta ahí, Independiente sólo estaba a un gol de igualar el marcador. El sueño se acercaba paulatinamente.

Pero si hay algo en lo que se destacó el Goiás fue, sin duda, en su eficacia. Independiente tenía el partido controlado y lo jugaba a su ritmo. Sin embargo, por la banda izquierda se pudo ver a un rapidísimo Wellington que corrió casi 50 metros hasta llegar a la zona de centro. Ahí nomás lanzó un centro brillante al corazón del área, y Rafael Moura facturó con un cabezazo bombeado al segundo palo. El partido estaba como al principio, 1-1, y el rojo necesitaba nuevamente dos goles para empatar.

A partir de aquí, iniciaría el protagonismo del jugador más adelantado de Independiente: Facundo Parra.

El reloj corría e Independiente seguía buscando la hazaña. A los 27 minutos, aparecería por primera vez en el partido, la “suerte del campeón”.

Mareque avanza con la pelota, mete un pase de habilitación para Patito Rodríguez, el defensor corta con lo justo, pero tras ese rechazo la pelota rebota en Parra, hace una carambola, y marcha derechito, por encima del arquero, al fondo de la red. Con fortuna, el rojo nuevamente se posicionaba a sólo un gol por debajo.

Un rato después, a los 34 minutos, volvería a aparecer el único goleador de la noche. Patito Rodríguez saca un remate débil que rebota en el defensor de Goiás. El rebote le vuelve a quedar al Pato. La pisa, se acomoda y saca un lindo centro que cae entre medio de Marcao y Parra. Estos dos saltan a luchar por el balón, ninguno de los dos logra cabecearla, uno cae desplazado hacia un lado, el otro hacia el otro. La pelota queda suspendia en el aire, cae justo en el pie de Facundo, que, desde el piso, la empala con el empeine y la coloca pegadita al poste izquierdo que defendia Harlein. Al fin, Independiente conseguía su primer objetivo: igualar el resultado.

Finalizó el primer tiempo, y parecía que el rojo se lo “comía” en el complemento. De hecho, arrancó muy bien y tuvo dos claritas. La primera, a los 47 minutos. Battión recupera la redonda en la mitad de la cancha, avanza unos metros y saca un buen pase para Parra que, entrando al área desde la izquierda, saca un patadón que Harlein, espectacularmente, envía al córner. Un rato después, recién cumplidos los 62 minutos, Cabrera lanza un centro combado desde la derecha que por casualidad no se le cuelga en el segundo palo al arquero. Ese gol podría haber sentenciado la historia. No pudo ser.

A partir de ese momento, los jugadores de Independiente se quedaron sin resto. Es cierto, habían realizado un importante desgaste, y se notó. Afortunadamente, pudo aguantar el resultado hasta los 90 minutos e ir al tiempo extra. Goiás tuvo alguna que otra chance para ponerse por encima en el marcador. No las concretó, y el tiempo extra hizo presencia.

En el tiempo extra, se vió a un Independiente destruído, cansado, fusilado. Sus jugadores ya estaban sin fuerzas y energía, pero con mucho corazón. La actitud nunca les faltó. Tanto el primero como el segundo tiempo extra, fueron del Goiás.

Hace un ratito mencionamos la “suerte del campeón”. Y sí, volvió a aparecer. Y lo hizo en el momento más crucial. Iban 106 minutos. Rafael Moura “guapea” por la zona derecha del interior del área, llega hasta el fondo, lanza un centro al segundo palo, aparece solitariamente Toloi, cabecea con el arco libre, pero el caño le dijo que no. Independiente se salvó y ¡vaya cómo!

El local aguantó hasta los 120 minutos con puro huevo y corazón, y logró llegar a la definición por penales. Si había algo que el pueblo rojo no deseaba, era seguramente esto. Clima tenso, lágrimas, gritos, nervios, emociones.. Todo eso y mucho más se vivía en cada sector del Libertadores de América.

Y llegó la hora. Todo estaba listo para que comenzara la ejecución desde los 12 pasos.

Independiente inició la tanda. El encargado del primer penal era Maximiliano Velázquez, ex Lanús.

Tomó larga carrera y se fue acercando al balón de menor a mayor velocidad. Sacó un potente disparo al medio del arco. Harlein voló decidido a su palo izquierdo, y nada pudo hacer. 1-0.

El primero en Goiás era Toloi, el mismo que había impactado un cabezazo en el palo a 10 minutos del final del encuentro.

Carrera corta, repiqueteo y excelente definición engañando por completo a Hilario Navarro. Toque suave, raso, al palo derecho de un arquero que voló en dirección opuesta. 1-1.

El turno era del héroe de la noche, Facundo Parra.

Tomó mediana carrera, miró el arco e infló la red con un fortísimo chute al centro de la portería. El arquero brasileño, realizó el mismo movimiento que en el penal anterior. 2-1.

Everton era el encargado del segundo penal brasileño.

Acomodó el balón, tomó una corta carrera, y definió con gran sutileza al mismo lugar que su compañero. Hilario, voló decidido al palo opuesto. 2-2.

El tercero era de Gracián, un buen pateador de penales.

Miró el arco, analizó al guardavallas, y muy seguro definió arriba colocando el 3-2 parcial.

Felipe iba a ser el villano del Goiás. Era el encargado del tercer penal. Acomodó el balón, tomó una larga y recta carrera, corrió hacia el balón, lo impactó con su pie derecho, y su remate dió de lleno en el palo derecho de Hilario Navarro. Justamente, el mismo palo que había salvado al rojo un rato antes. Hilario, había acertado la esquina. La cosa seguía 3-2, e Independiente llevaba la ventaja.

El penúltimo penal lo ejecutó Matheu.

Tomó carrera, corrió hacia la redonda, inclinó su cintura y definió con enorme calidad con un tiro bajo contra el palo izquierdo de Harlein. El resultado estaba 4-2, Independiente sólo dependía de Independiente, más precisamente, del experimentado Eduardo Tuzzio.

Con la intención de achicar diferencias y esperar que luego Tuzzio errara su penal, Rafael Moura se encargó del cuarto penal goianense.

Se dirigió a los saltitos hacia el balón, y, mostrando toda su categoría, definió muy bien ante un arquero que voló desparramado.4-3.

El sueño estaba bien cerquita, sólo un penal decidía si Independiente se hacía dueño de la Copa Sudamericana 2010. Para ello, Tuzzio debía convertir su penal en gol.

Tuzzio acomodó el balón, puso sus brazos en forma de jarra, miró levemente al arquero, corrió rapidamente hacia la pelota y definió con calidad con un disparo alto que se colgó en el ángulo superior izquiero de Harlein. 5-3, resultado final, y sueño cumplido.

Independiente volvió a ganar una Copa Internacional después de tanto tiempo, y está más vivo que nunca.

En lo personal, soy fanático de Independiente y me vi obligado conmigo mismo a realizar este post. ¿Fue justo el resultado? Sí, creo que sí. Si bien Goiás hizo bien las cosas, Independiente nunca bajó los brazos y es merecedor de este prestigioso título.

No quiero ofender a nadie, pero no puedo terminar este post sin decir unas breves palabras: Toranzo, “He-Man” y todos los hicnhas goianenses. Como dijo Maradona (no me agrada en absoluto): “La tienen adentro..”

Gracias Rojo, gracias por esta alegría..

Por último, dejo unas cuántas fotos de los festejos del nuevo campeón sudamericano, el único Rey de Copas..

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un cordial saludo para todos..

Fotos│Olé

Quiero invitarte a que te suscribas a nuestro feed haciendo click en los siguientes enlaces: 

Si te pareció interesante este post, no dudes en compartirlo en las distintas redes sociales. Al final de la entrada tienes los botones sociales correspondientes. También es importante que aportes material dejando un comentario debajo de la entrada. 

2 Respuestas a “Independiente campeón: ¡Grande Rey!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s